Pinto Mi Realidad - Arte Contemporáneo ISKIK

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pinto Mi Realidad

Biografía
Elementos reales, autóctonos, propios de la región de Sololá, mezclados con componentes imaginativos y surrealistas: así define el pintor sololateco Juan Francisco Guzmán su estilo artístico que funde las raíces mayas con un expresionismo figurativo.

El artista plasma en cada obra su propia forma de ver a personajes, cosas o situaciones de su entorno. “Quizá no sea la misma visión que tenga usted u otro, pero esa es mi realidad”.
Guzmán empezó a pintar desde niño y a través de los años mejoró su técnica y creó ese estilo propio. Se considera autodidacta, al nunca haber asistido a una escuela de arte o tomado clases con un profesor particular, por el temor a ser influenciado en su personalidad creativa. “He aprendido por medio de la práctica y la lectura”, dice. 

Combina su vocación artística con la enseñanza; ha impartido clases en diversos centros educativos de materias tan variadas como la Literatura, Filosofía, Economía y Arte.
Hace más de 20 años empezó a montar exposiciones en Guatemala y el extranjero. De esas muestras surgió la idea de participar en los concursos convocados por editoras de calendarios que se imprimen en Alemania y Holanda, los cuales están dedicados a pintores destacados de diversos países. Guzmán fue seleccionado entre varios artistas que buscaban mostrar sus obras por este medio.

Para el trabajo de Holanda le solicitaron motivos religiosos, pero el artista no tiene este tema como especialidad, pero sometió a consideración las obras que tenía elaboradas de otros contenidos místicos. En Alemania el tema fue libre, aunque de preferencia debía dar relevancia a la mujer.

A pesar de que Guzmán no tiene una temática fija, en sus pinturas predomina el rescate de la dignificación de la madre y el de los ancestros, en especial lo perteneciente a Santiago Atitlán, Sololá, lugar en donde nació hace 52 años y cuyo entorno se ha convertido en la materia prima de su trabajo artístico.

En el futuro, el pintor sueña con crear un espacio cultural en Sololá que sirva para un encuentro de literatura, música y pintura. Elige ese departamento no solo porque es el lugar de su residencia sino porque considera que se ignora mucho de la actividad artística de la provincia.

Varias de las obras presentadas aquí forman parte de los calendarios que ya circulan con bastante éxito por Europa, hecho que el artista considera como un auténtico triunfo para el país y un buen medio de sobrevivencia para él: “el arte paga si se hace bien”, concluye.







Arte Contemporáneo 
-ISHKIK-
, Derechos Reservados 2,012
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal